Reseñas

Mero Conocimiento | Reseña

El amor debe acompañar el conocimiento intelectual para
que seamos cristianos espiritualmente intelectuales e intelectualmente espirituales.

Jorge E. Ostos, Mero Conocimiento.

Podría quedarme allí y no decir más y sería suficiente. Estas son las últimas líneas del último capítulo del libro de Jorge Ostos —un autor ortodoxo que, lleva en su haber ya algunos libros. De todas formas intentaré dar unas cuantas razones por las cuales deberían leerlo.

  • Por su rigor académico.
  • Por la maniobra de los tópicos.
  • Por la bibliografía propuesta.
  • Por la amenidad.
  • Por la teología bíblica e histórica desarrollada.
  • Por la razonabilidad de sus argumentaciones.
  • Por el breviario cultural y teológico.
  • Por quién escribió el prólogo [Alfonso Ropero].
  • Por la relevancia de la tesis principal.

El libro es un trabajo tesis para obtener una licenciatura en teología. No obstante, su amenidad hace que se disfrute casi como una novela. Bastaron dos días para concluirlo, y heme aquí, escribiendo mis impresiones.

LA TESIS DEL LIBRO

“Un llamado a una intelectualidad espiritual”, discrimina desde el comienzo, de todas las maneras posibles, desde las definiciones filosóficas del término, pasando por la historia bíblica del mismo, así como el pensamiento de los padres apostólicos y, hasta las repercusiones de los movimientos evangélicos, radicales, nacidos en el siglo pasado, las implicaciones de separar el “mero conocimiento (intelecto) de la vida espiritual”.

El autor diagnostica este problema como una enfermedad que ha de tratarse. Así, cada capítulo es presentado como un remedio que ha de tomarse para salir de dicha enfermedad o, como la medicina preventiva, poder evitarla. Habrá que “apretar los dientes” cuando toque nuestras tradiciones o prácticas, con humildad e inteligencia. Hay que dejar que nos “hable”.

LAS PREGUNTAS QUE RESPONDERÁ

Según la Escritura, ¿cuál es el verdadero conocimiento o la verdadera inteligencia? ¿Qué respuestas ha dejado la herencia patrística sobre este tema? ¿Qué consecuencias se ha evidenciado en la historia cristiana al tratar de intelectualizar lo espiritual y los misterios de Dios? ¿Qué implicaciones tendría el desunir el conocimiento o la inteligencia de la vida moral cristiana?

A partir de allí comienza la aventura que, conviene no contarla toda. Sólo déjenme decir que, si el prólogo y la introducción te atrapan, no te resistas y continúes de corrido en este viaje por la filosofía, la historia, la teología bíblica y pastoral que, el autor te guiará.

No te detengas por algunos términos complejos, el autor tiene gran capacidad para resumir e insistir cual es su punto. No te dejará, cual ayo, desde el primer capítulo y hasta sus últimas palabras.

Una clase gratuita y dirigida de filosofía. Un rico glosario contextual de términos como epistemología, conocimiento proposicional, a priori, a posteriori, empirismo, racionalismo e intelectualismo [como bonus escolasticismo]. Una reseña de los proponentes significativos de las diferentes escuelas de pensamiento, nombres como Sócrates, Aristótoles, Platón, Descartes, Spinoza, de Aquino, entre otros.

LOS REMEDIOS SUGERIDOS

Pasando los primeros dos capítulos llegaras a una zona más conocida y digerible. Desde el Éxodo y hasta Santiago, revisará algunas veces que la Biblia muestra que no hay dicotomía entre el conocimiento natural y el espiritual. Ilustrará cómo en los fariseos, encontramos un vivo ejemplo de la enfermedad de separar el conocimiento de la práctica y contemplación.

Los últimos dos capítulos son mi parte favorita, corroborará lo que la Biblia habla mediante los padres apostólicos. Y presentará las repercusiones en Europa y América, de dicha enfermedad. Esta parte es dónde veo que deberíamos detenernos más, a la reflexión y a poner, en la medida de nuestras posibilidades, un “hasta aquí”.

Casi al final toca un “ídolo” actual: la teología sistemática. No que sea mala en sí, pero sí que conlleva el peligro de racionalizar [en el sentido que explica al principio] la Historia de Dios. Cito [pág. 120]:

Tal sistema coherente no lo vemos necesariamente en la revelación de Dios a nosotros por medio de la Biblia. Es una revelación poco ordenada. Es complicada. Cuenta la historia de personas, de Dios que se involucra en su creación y la redime. La narración de la Biblia es convincente; a veces emocionante, a veces compleja, pero no me parece sistemática. Dios no dio un sistema, dio una historia.

Culmina tratando un poco con el liberalismo teológico que, sería la gota que derramó el vaso de dicha enfermedad.

El epílogo es realmente muy bueno, disfrútalo.

Yo cuando tengo dudas de si un libro me va a servir, comienzo leyendo tanto la introducción como el epílogo y tengo una política: si el autor es capaz en esos dos capítulos de atraparme, me dejaré llevar. De otra forma no.

***

Que sea el mismo autor quién termine esta reseña, con algunas conclusiones, de su interesante y útil libro:

El mero conocimiento ha sido un cáncer que ha afectado a la Iglesia cristiana. Es ese mero conocimiento que desprecia al otro y que lleva a un sentimiento de superioridad […]

Ese mero conocimiento que, escudándose en eslóganes simplistas como “mejor divididos por la ‘verdad’ que unidos por la mentira” donde tal “verdad” es su mera interpretación privada, se dividen y menosprecian a otros verdaderos cristianos […]

Ese mero conocimiento que lleva a la creaciones de troles en las redes sociales y solo se alimenta de las burlas, de la humillación y el escarnio publico de otros cristianos […] ese mero conocimiento que lleva a pasar mas horas leyendo algún libro de teología que orando o visitando a algún enfermo.

COMPRAR AQUÍ:

POST-CRÉDITOS

Casi lo olvidaba. Pero estoy muy gozoso de que Jorge se haya acordado de este equipo, de Preparad el Camino. Fue un detalle hermoso que colocara al final, final, casi como escena postcréditos, un agradecimiento a nuestro equipo. Jorge, has sido un gran amigo y hermano. Estamos muy contentos de tener esa cercanía en espíritu.

Dios te abra las puertas en tu carrera, y siempre podremos contar mutuamente con el grupo. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.