Formar un equipo de calidad espiritual y profesional con el sentir especial de beneficiar a la Iglesia, por encima de su enfoque denominacional. Unirnos como creyentes y no como una mera institución con intereses propios, para ayudar a aquellos que más lo necesitan.

Producir, editar, recopilar, distribuir y difundir material de calidad, buscando principalmente no poner un estorbo económico.

Producir: Libros, antologías, manuales, canciones, obras de teatro, cursos, videos, diseños y todo aquello que sea necesario y sostenible.

Editar y compilar: Traducciones, libros, manuales, y todo aquello que esté cuente con los permisos necesarios para bendecir a los más necesitados.

Distribuir: Que el trabajo llegue a más gente de la manera más económica.

Creemos y confesamos que si Dios es el que envía, Dios será el que provea. 

Suplirá principalmente por medio de las oraciones, y a través de productores, editores y demás, que dispongan su trabajo para el cuerpo de Cristo, esto se hará posible con aquellos que libremente desean dar, ya que el obrero es digno de su salario:

Lucas 10. 7: “Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa”.

Buscar de entre el mundo, varones y mujeres que tenga algo para dar, y que no pongan un precio. Predicamos que el mejor marketing cristiano es un espíritu humilde: más bienaventurado es dar que recibir.

Entregaremos un informe detallado para todos aquellos que libremente deseen aportar para los proyectos que nacerán de este sentir.